Filtros activos

Cambio de armario

Cambio de temporada, cambio de armario

 

El cambio de armario puede ser divertido con unas pocas pautas. Empieza por coger la ropa de la temporada a guardar y ponla en 2 montones. La del sí y la que no. Para saber que va en cada montón, tenemos unos sencillos pasos.

¿Lo has llevado en los últimos seis meses? ¿Te está bien? ¿Te gusta? ¿Está en buen estado? Si todas las respuestas son sí, va al montón del sí. Si no la has llevado en los últimos seis meses, pero te gusta, piensa en tres formas en que podrías combinarla, si no se te ocurren más de dos, es que no te gusta tanto como crees y debe ir al montón del no. Si la prenda te esta grande o pequeña y no se puede arreglar, debe ir al montón del no. Por último, el montón del no divídelo en tres montones: regalar, donar y tirar.

Ahora que tenemos despejado y limpio el armario. Hay que sacar la ropa de la temporada que viene y repetir el proceso. ¿Te sigue estando bien? ¿Se mantiene en buen estado? ¿Te sigue gustando? Ahora haz un repaso de lo que se queda y apunta que necesitarás comprar. ¡La parte más divertida!

Ya solo te queda guardar la ropa de la temporada que dejas atrás. Guarda en baúles o bolsas todas las prendas que se puedan doblar, como camisetas y complementos, y dentro de fundas los vestidos y chaquetas, siempre protegidas del polvo y la luz. Reserva las bandas más altas o bajas del armario para este cometido.

Las prendas del entretiempo deben estar siempre a mano, pero no por ello a la vista. Utiliza colgadores dentro del armario o para detrás de la puerta para estas cosas que puedes llegar a necesitas los 365 días del año, pero que en realidad casi no usas.

Ahora toca comprobar y guardar el “resto”. Como es la ropa de cama o las toallas. Debes seguir un proceso muy parecido. Envasa al vacío lo más voluminoso como las mantas o enredones. El armario de la entrada, el armario de tela en el cuarto trastero, el almacenamiento extra debajo del sofá o el hueco de debajo de la cama son buenas soluciones para estos últimos detalles. ¡Hasta la temporada que viene!