Todo lo que necesitas es amor

Cada 14 de febrero se celebra San Valentín, el día de los enamorados. Un día donde se celebra la alegría que nos produce sentirnos poderosamente atraídos por otra persona, esa satisfacción de conocer a alguien que comprende y comparte todas las cosas que trae consigo la vida. El cerebro se llena de dopamina con cada mirada, caricia o, simplemente, al oír su voz.

Y, todos lo sabemos, amar y ser correspondido es lo más grande que te puede pasar en la vida y hay que celebrarlo teniendo continuos y pequeños detalles que demuestren lo mucho que apreciamos a nuestra pareja. Lo que pasa es que la rutina del día a día hace que nos olvidemos de celebrar la magia del amor, es por eso que este día es tan importante.

En Jocca Shop contamos con muchas ideas prácticas para regalar a tu pareja, pero te recomendamos empezar por el estómago, porque ya sabes el dicho ¿no? Entra en nuestra sección de cocina y sorprende a tu pareja con una riquísima cena casera.

Existen muchos tipos de amor

Pero, una cosa, si cierras los ojos y piensas en quien te trae una sonrisa con su sola presencia… ¿No te pasa que ves más de una cara? Como bien nos enseñó Maléfica, hay muchos tipos de amor y todos igual de poderosos. Nos hace falta que estemos en una relación amorosa en este momento para celebrar San Valentín. ¿Quién no está enamorado de un familiar? ¿Tus hijos? ¿No te tiene loquita la hija de tu mejor amiga? ¿Y ese amigo que ha crecido contigo? O incluso, ¿tu mascota?

No solo tu pareja es la que esta a tu lado en cada caída, en cada momento malo y en las celebraciones. En tu día a día hay muchas relaciones afectivas que bien merecen igualmente el reconocimiento. Sorpréndeles este año con un pequeño detalle que seguro no se esperan por lo que les hará el doble de ilusión. No dejes que olviden lo mucho que les agradecen que estén ahí para ti. Todos los amores merecen su reconocimiento. Entra en nuestra selección de hogar, seguro que encuentras algo que le encantara.

Has pensado en una cena romántica para tu pareja, le has enviado un detallito a tu abuela favorita, pero ¿No te has olvidado de algo? ¿Qué hay de celebrar lo mucho que te quieres? Escúchame, y escúchame muy bien, el amor propio es sagrado. Es la aceptación, el respeto, la percepción, el valor, los pensamientos positivos y la consideración que nos tenemos. Y, siempre, siempre, nos olvidamos. Es algo que nunca celebramos cuando no hay mayor fuerza que estar enamorados de lo que somos.

Pero este año vamos a romper con eso y a la cesta vamos a añadir algo solo para nuestro capricho. ¿Por qué no algo de la sección de belleza? Y, a partir de ahora, cuando te veas reflejado un un espejo vas a sonreír y recordarte cada vez lo mucho que te quieres.

El mejor amor, el amor propio